Los amigos del blog son:

jueves, 30 de diciembre de 2010

¡Año nuevu!

Cómo el año pasado, y al más puro estilo carmoniegu, os felicito el año deseando que tenga un buen balance para vosotros.Pongo esta foto para todos los interesados que me preguntáis, "¿y serpientes? ¿veías serpientes?". Esta es una inofensiva (como podéis comprobar) Boa Constrictor. Pinchándola, la veréis mejor.

¡80 hamburguesas al día!

Cuando era un mozalbete, tenía un libro muy general sobre aves. El objetivo de aquel libro, era llamar la atención a los niños sobre aspectos increíbles del mundo de las aves. Hablo de memoria, y es muy posible que lo que recuerde, esté algo tergiversado de lo que allí ponía. Creo recordar que salía una dibujo de una persona moviendo los brazos muy rápido, como intentando volar, y enfrente de él, un pequeño pájaro, que al parecer, según decían en aquel libro, se llamaba Colibrí. En en texto ponía que era un pájaro muy pequeño, que se alimentaba de las flores, y que para ello, se colgaba del aire enfrente de ellas moviendo las altas muy rápido. Entonces comparaba, y decía que su gasto de energía, sería proporcional al que un hombre conseguiría si comiese un total de 80 hamburguesas al día. No sé que rigor científico tenía aquella comparación, pero está claro que el objetivo del texto, que pasaba por hacerme ver el desgaste que suponía mover tan rápido las alas, me quedó perfectamente claro.Más de 2 décadas después, me deleito en selvas ecuatorianas con estas magníficas aves. Identifiqué más de 10 especies distintas, todas ellas fotografiadas. Las había más grandes, y las había minúsculas. Las había con pico curvado, o con pico recto...Fue sólo una pequeña muestra de las más de 100 especies que viven en Ecuador, pero bastó, como digo, para deleitarme, y traerme a la cabeza aquel magnífico libro, que fue uno de los primeros de la larga lista...
¡Vivan los libros!

lunes, 27 de diciembre de 2010

¡Cuánta diversidad!

29.11.10: Son las 5:15 am. El amanecer amazónico está próximo. Oropéndolas, guacamayos y otros pájaros de la selva, comienzan a montar una algarabía que suple al escándalo formado por insectos durante toda la noche. La temperatura, de unos 25 grados antes de salir el sol, subirá al menos hasta los 33 grados. Si hay algo de nubosidad, el sol calentará más, y quizás alcancemos los 36, cómo ocurrió ayer mismo. Las gigantes mariposas revolotean en un húmedo ambiente en el que el viento no se atreve más que a mover un poquito las hojas de la foresta. El Jaguar merodea a buen seguro en algún rincón de la magnífica selva, pero lo espeso del follaje, hace casi imposible dar con él.

24.12.10:Son las 8:15 a.m. Aún no es de día, pero la luna llena, y el reflejo de la misma en las laderas de las montañas cantábricas recién nevadas, hacen que incluso sin linterna se pueda andar fácilmente por la cambera que me dirige a ese castro. Desde el, dominaré la braña por la que ha de pasar el Lobo al amanecer. Lo semiabierto del paraje, me permitirá en caso de que se mueva por la zona divisarlo a más de 1 km. Habrá alrededor de 0 grados, pero el fuerte viento de la cumbre, crea una sensación térmica más cercana a los -10 (temperatura real alcanzada 2 días después). He de ponerme a refugio de la peña, y a la media hora, en cuanto me quedo frío, me veo obligado a hacer unas discretas flexiones para reactivar la estufa interna. Ni se oyen pájaros, ni se mueve un insecto. Con un poco de suerte, al mediodía alcanzaremos los 3 grados positivos.
Estos son los esbozos de dos amaneceres en el campo separados por menos de un mes, pero también por casi 10.000 km de distancia. Es impactante haber estado en uno de los escenarios, con su tiempo y vida, y a los pocos días encontrarte inmerso en otro totalmente distinto. ¡Cuánta diversidad! ¡Cuánta variedad! ¡Qué bonito es el mundo!

miércoles, 22 de diciembre de 2010

37 días con los a'i

Una aventura, que llevaba en el tintero toda una década. Cuando Ruth me contaba sus primeras historias de selva, de indios, y de harpías, quizás por su manera de contarlas, me quedé prendado (todo el que me rodee lo sabe). No pude entonces sino proponerme que algún día, yo también estaría allí. Ha sido mucho lo que he madurado esta idea, pues tiempo he tenido, y no ha sido ninguna locura que me dió como más de alguno pensó. Simplemente era el momento, y me arranqué.
Era a finales de octubre, cuando comenzaba mi aventura. Subí a un avión en Madrid, y cuando me quise dar cuenta, ya estaba a bordo de una canoa descendiendo un río amazónico. Fueron casi 200 km de curso fluvial. Cuando llegué a la comunidad a'i, etnia conocida más popularmente como se la bautizó desde fuera: los cofanes.
Grandes conocedores de la selva, son capaces de encontrar fibra, vitamina o proteína suficiente para sobrevivir donde nosotros veríamos poco más que paisaje. Su habilidad para pescar o para cazar, creo que no dejaron de sorprenderme en el tiempo que viví con ellos. Intentar cazar un sajino (pecarí, especie de jabalí) a cuchillo, pescar una bandeja entera de pescado para cenar en cosa de 10 minutos con un machete recorriendo la orilla del río por la noche, conocer la biología de las charapas (tortugas) y sus rastros en la arena, para ir el día adecuado a buscar sus huevos en la playa, dar con las zonas más querenciosas para los dantas (tapires), que significan unos cuantos kilos de carne...Son muchas las artimañas que han heredado y aprendido, para subsistir hasta nuestros días en un medio en el que si tienes 3 días malos de caza o pesca, ha de tener en cuenta que no hay supermercados a la puerta de casa, ni congeladores en los que guardar comida. Un medio hostil para un hombre occidental, en el que casi es tan fácil encontrar vida, como encontrar la muerte. Beber de aguas con parásitos garantizados, andar por suelos con alta densidad de serpientes venenosas, por cauces con rayas venenosas y anguilas eléctricas. Aguantar decenas de picaduras de insectos al día, con el riesgo de transmisión de enfermedades como dengue o paludismo. El miedo constante a especies como el puma o el tigre (jaguar), con los que un encontronazo es tan difícil, como lleno de riesgo según los a'i. Tardes sudorosas de cerca de 40 grados a la sombra, con una humedad, que bien diría yo que ni dentro del agua. Cosas menos peligrosas pero que pueden ser dolorosas como una picadura de Tarántula, de Escorpión (unos chiquitillos que había), y otras muy molestas como las abundantes Avispas (doy fe que en la oreja molesta más que en los papos, én los papos más que en los brazos, y en los brazos más que en las manos...). Y otras cosas que aquí tenemos mitificadas, pero que allí no parecen significar mayor peligro (pirañas, caimanes, o anacondas).
Todo ello, hizo que mi estancia allí, de la que estoy muy orgulloso, se me hiciera más larga de lo que aquí ha parecido. Qué bien sabía Ruth lo que decía cuando la propuse irme 4 meses. Mucho fue lo que me acordé de mi gente y de mi tierra. Todo ello pese a que todo fue bien, y pese a que coincidí con buena gente, que dentro de su cultura y sus costumbres, me trataron muy bien. No me quiero imaginar vivir allí en otras condiciones.
La recompensa superó con creces los peros. Aulladores, Guacamayos o Caciques, son algunos de los animales que ponían música al teatro de la selva. Harpías, Tucanes o Martines Pescadores de varias especies, alegraban la vista. Pirañas, Pavas o Pecarís, hacían lo propio con el paladar. Para el olfato, miles de orquídeas, o los oritos maduros (una especie de plátano). Y para el tacto...no me acuerdo de nada mejor que mis dedos arrascándome sólo superficialmente las picaduras de los mil y un mosquitos al desnudarme por la noche dentro de mi mosquitera. Todo ello unido a la oportunidad de conocer a una sociedad tan distinta a la nuestra, y que cuenta con menos de 2000 individuos ¡en todo el planeta! Tanto es así, que busco información sobre ellos en internet, y me encuentro con fotos y vídeos de gente con la que he vivido. ¿Me lo creo? No me lo creo. ¿Me lo creo? No me lo creo...
Sólo puedo dar gracias a toda la gente que ha permitido que esto haya sido posible. No sólo a Ruth, Andrea, Erika, Paul, Rocío y resto de equipo del PCAHE. También a los a'i Jonás, Mauricio, Bolívar, Fredi, Fausto, Luis, Avelino, Romel, Vicki, Maco, Ende, Isaora, Antuko, Isolina, Auna, Gladis, Tefen, Fernanda, Misel, Mimi, Joaquina, Anibal, Leonel y resto de gente encantadora de aquel poblado que me acogió. A la gente que en Quito me hizo sentir como en casa. Y cómo no, a la gente que se quedó aquí incomunicada (¿o el incomunicado era yo?). Es toda mi gente, pues ellos pasaron muchos días sin saber cómo estaría yo en aquella bonita, pero lejana parte del mundo.
En la foto, Mimi posa con traje cofán, cervatana en su mano derecha, y flechas con algodón de ceibo colgando del cuello. Como adornos, unos cuantos dientes de pecarí. En su cara, pintadas rojas sacadas del fruto del achiote. Mirad su fresca cara, y mi demacrada faz. Siempre sudando y cansado. Se ve claro quien jugaba en casa...Para verla mejor, pinchadla.

lunes, 20 de diciembre de 2010

La noche de los lagartos...

Tras un parón de más de 2 meses debido a mi viaje, puedo decir con orgullo que llegué de la selva amazónica. Hay mucho que contar, y muchas fotos por compartir. Sin más preámbulos, voy a comenzar por lo que fue el momento con más carga de adrenalina. Me refiero a la noche de los lagartos, que era como los cofanes se referían a los caimanes ("batuas" en idioma a'ingué). Os copiaré en tinta diferente extractos del diario que viajó conmigo río arriba, río abajo.
Por la noche, nos vamos a fotografiar batuas (caimanes). La técnica a seguir es ir en la canoa muy despacio, y usando el remo sólo como timón. Ya de lejos, con la linterna, se ven brillar los ojos (como en los dibujos animados). En ese momento, uno rema recto a esos farolillos, mientras el otro no deja de alumbrar. Jonás, el joven a'i (cofán), remaba. Al estar cerca del animal, cesaba de remar para que la inercia nos acabara de llevar al saurio fluvial. Yo tuve la idea de ponerme en la punta de la canoa, para poder tomarles las fotos de cuanto más cerca. De aquella manera, parecía casi como esas antropofiguras de proa del barco pirata de juguete. Era lo mismo, pero con una cámara en la mano.
Mis primeros disparos fueron ruinosos. La luz no llegaba porque yo disparaba desde unos 5 m Jonás se enfadaba porque me había dicho que debía sacarlos de muy cerca. La verdad, que yo pensé que 5 m para hablar de cocodrilos era bastante cerquita, pero al parecer no era así...Los siguientes caimanes los saqué a 4 ¡e incluso a 3 m! Comenzo a salir algo en las fotos, pero aún así, el amigo cofán seguía enfadándose, pues a su juicio, seguía precipitándome.
El siguiente animal lo apuré un poco más. Cuando estaba a menos de 3 m...¡flash! Aho
ra, sí tenía una buena foto, pero el animal, no se lanzó al agua, así que había que buscar una segunda instantánea. Me hacía falta más tiempo para enfocar, pero la inercia, que no entendía mis preferencias, me llevaba hacia el animal a una velocidad que no me permitía hacer un segundo enfoque. En otras ocasiones, la barca iba 1 m a derecha o izquierda de nuestro objetivo, pero en esta ocasión, Jonás apuntó demasiado bien, y según avanzamos, la idea de hacerme pasar por sirena en barco pirata, se va transformando de la más brillante, a la más estúpida de mi vida. No había espacio para retroceder, y parecía irremediable imaginar, que en breves décimas podría acontecer mi primer beso con un caimán. El animal no era muy grande, pero no hay que llevarse a engaños, 1 m de Caimán no es 1 m de Lagarto Ocelado, pues la boca del primero puede medir más de 20 cm. Este tendría una de unos 35 cm por 15 cm de ancho.
Como se suponía que tenía que pasar, el reptil dio unos coletazos para zambullirse en el agua. Tal fue la velocidad, que no sólo empapó mis lentes, sino que además ¡metió
un pez al interior de la canoa! ¡Magnífico! Subidón de adrenalina, y nuevo Momento de Gloria.Pero no habías quedado ahí los sobresaltos nocturnos. Subiendo de regreso, Jonás hace un alto.
-Ahí hay uno.
¿Dónde?
-Ahí ojo de huevo, en tierra firme.
A la orilla de la quebrada, había un talud de 2 m que marcaba el nivel máximo del cauce. Encima, la entrenada vista del a'i vio brillar. Sigilosamente, nos acercamos hasta arribar.
-¿Subes a tomarle?
Desde dónde estábamos, no le veíamos, y había que trepar por el talud para entre la vegetación, toparse de morros con el bicho.
-¿Yo? ¿Qué suba por aquí sin saber dónde está? ¡Ni de coña!
-Está bien, présteme la cámara que yo le tomo.
Esa idea me gustó más, así que allá subió Jonás equipado con mi Nikon D80. "Chiki", "chiki...así hasta 4 obturaciones.
-¡Chuta! Me salen borrosas.- Me susurró desde arriba.
Yo, envalentonado al ver que estaba localizado y que no pasaba nada, le propuse:
-¿Subo?
En ese momento, alguien debió de pensar: "Espera que mejor bajo yo". Algo rapidísimo suena entre la vegetación, y antes de que me llegara un alarmado "Cuidado", me llega un alarmante ¡CATAPLÓN! a la par que algo golpea mi espalda.
El lagarto, asustado, inició arrancada al río, con el contratiempo de que en su pista de aterrizaje, ¿quién estaba?...
El caimán, cayó dentro de la canoa, encima de una botella de plástico vacía que rebotó y fue lo que golpeo mi espalda. Según entró a la barca, afortunadamente pidió popa (el otro extremo), lugar al que tardó en llegar medio segundo.
Por ese entonces, y al ser todo tan rápido, ninguno de los dos sabía exactamente lo que había sucedido.
-¿Dónde está?- pregunta Jonás.
Es en ese momento cuando me giro, y...
-¡Mierda, está dentro!- Si, ahí estaba, en la otra punta del transatlántico, vamos, a 6 m míos, mirándome a los ojos y con sus 100 colmillos brillando. Puede que estuviese mirando al vacío, pero ese momento me sentía tan sólo en el vacío...
Jonas me dijo desde arriba que estuviese tranquilo, que no me haría nada, y esas cosas que se dicen más fácil cuanto más lejos.
Con mi cerebro pensando soluciones a todo lo que daba la rueda, se me ocurrían 2 planes:
>El lento, pasaba por levantarme suavemente y desembarcar.
>El rápido, era el de "al agua patos", dónde aparte de más caimanes, habría otros inofensivos animales como Pirañas, Anacondas, etc.
Sin darme tiempo a escoger (la selva es así), el lagarto emprendió nueva estampida, en esta ocasión hacía mí. No me da más tiempo que a ponerme con la cabeza cubierta con las 2 manos (excelente escudo para semejante boca, pero el instinto es así de imbécil). El estruendo de cosas rebotando dentro de la canoa para pronto. Desde mi "segura" posición pregunto:
-¿Dónde está?
-Levántese despacio y salga de la canoa, no le hará nada.
-Pero...¿Dónde está?-Giro mi cabecita...-Mierda, lo tengo a 1 m, ¡pegado al culo!- Ahora sí que le veía brillar todo el piñamen...
-Levántese despacio,- reiteraba Jonás.
Pero mi subconsciente, me decía que si no hacía nada, ¿para qué moverse? ¿No sería mejor esperar que se fuera a la otra punta?
Mientras, yo pensaba...y no pasó por mi cabeza toda mi vida como en las películas. Sólo pasaba la mierda de cuento que tanto me gustaba de colgate, en el que un cocodrilo hiperdentado era el protagonista, en la mierda de los nikis de Lacoste, en la mierda de película de Tarzán, o en el puto circo con su pecera llena de cocodrilos. Pasados unos segundos, esto tengo que plasmarlo. Le dije a Jonás que me bajara la cámara. Justo en ese momento...."Agur yogur". La bestia, desembarcó por estribor. Ahora sí, reímos y comentamos la jugada.
He de confesar que en ningún momento pasé miedo. Si alguien prefiere pensar la verdad, está en su pleno derecho.

domingo, 17 de octubre de 2010

Blog latente

Se intensifican las vivencias, y ello requiere pausar el blog. Me voy a la selva amazónica. A mi vuelta, veréis aquí mismo alguna crónica. Hasta entonces, un abrazo.

viernes, 8 de octubre de 2010

Máquinas Tudancas

Hace muchos años, la raza de vaca Tudanca, era una más en Cantabria. Según he leído, estaban también la lebaniega y la campurriana. Al parecer, su capacidad de adaptación para ser uncida, la hizo más apta para el tirar de carros, que hasta hace poco, ha sido el medio de transporte comercial más utilizado. Traer trigo desde Castilla, transportar pescado en los puertos cántabros o sacar madera del monte, eran alguna de las actividades que dieron fama a esta raza.
Manuel Cobo, uno de mis abuelos, dedicó parte de su vida a trabajar con parejas de vacas. Esencialmente, sacando madera del monte, pero también en otras actividades como "taxista" para los que subían a San Sebastián de Garabandal tal y como refleja una postal que encontramos hace años. Como él, más gente en el valle del Nansa y en los vecinos, disponían de parejas de vacas o bueyes.
Hoy día, están censadas poco más de 5000 tudancas. Los vehículos a motor, han suplido esos puestos de trabajo que antes cubrían las vacas. Además, su otra faceta, la de productoras de carne para la región, ha sido parcialmente satisfecha por otras razas venidas de fuera.
Pocas son las personas que tienen aún a estos animales como bestias de tiro, y casi de manera exclusiva, se pueden ver en concursos específicos, en los que lo que arrastran lastres a base de piedra. En la foto, una pareja de Tudancas, tirando en el Concurso de Arrastre de San Miguel 2010, en Rionansa.

martes, 5 de octubre de 2010

Harpías, Cuyabeno y Cofanes...

Entrada de vídeos. Versan sobre el Águila Harpía, sobre Cuyabeno y sobre los cofanes. En este ambiente me moveré dentro de poco.
El primer video muestra el poderío del águila más poderosa del mundo, la Harpía:
http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2010/07/100706_video_aguila_harpia_ataque_venezuela_np.shtml
El segundo, está grabado en el contexto del proyecto en me voy a involucrar. De hecho, por ahí veréis a Ruth:
http://www.facebook.com/video/video.php?v=1388996443227
En el último, simplemente es un documental corto sobre la gente de etnia cofán:
http://www.youtube.com/watch?v=o0xcGChXDjc
Espero que os haya sido interesante.

domingo, 3 de octubre de 2010

Lupa, si lo tiene claro

-"No me hacen falta juguetes de lujo, ni casas con jardines enormes, ni amos que me arrasquen 22 horas al día, ni huesos jugosos que nunca se acaben... Con mi pelota pinchada y un puñado de cariño, ¿para qué necesito más?"
"Quien es capaz de disfrutar con lo que tiene, alcanzará la felicidad." (Lupa, 3 de octubre del 2010).

viernes, 1 de octubre de 2010

El Zorru purriegu

Poco que decir: El martes en La Purria, un raposu aprovechó el prau segau y el día soleau para darse un festín de insectos. Indiferente a los problemas políticos del mundo, esa tarde fue feliz.

jueves, 30 de septiembre de 2010

El prado fantástico

Érase una vez, una motaña soleada. Una montaña, con hierbas y arbustos en su parte alta, bosque a media ladera, y un gran prado en su parte baja. Y érase una vez, que en aquel prado, la fauna rebosaba.
En compañía de Saray y Guinsu, busco el mejor sitio para hacer la mejor digestión de una gran pitanza. Es media tarde, y los ciervos, en plena época de berrea, salen a mitad de un prado para ser vistos. Nosotros, a casi 1 km, disfrutamos del momentazo. (Pinchar la foto para verla más grande).
En un mismo prado, podemos seguir las evoluciones de un macho de 14 puntas (7+7) con una hembra que pace impasible. A la par, y entre ellos, 3 zorros, cazan insectos sin parar. Los 5 animales, entran en el visor de mi objetivo. Por un momento, creo que la pitanza ha sido desmedida, y que la siesta, se ha fundido con un profundo sueño. No sé si mis colegas llegaron a tener esa sensación, pero estábamos ante una escena, más propia de la fantasía que de la realidad.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Y amaneció

Desde que anocheció, reinó la ilusión. Lo que los más atrevidos siempre se atreven a anunciar como algo casi fugaz, a alguien se le hizo un poco más largo. Una pesada noche, seguida de un reñido amanecer.
Y a última hora, un cúmulo de nubes se ponían de acuerdo para interponerse delante del sol. Sin embargo, cuando se unen las ganas de nacer con la ayuda y el tesón de una madre, no hay borrasca que se interponga.
Ayer, una gran mujer se enfrentó a una gran borrasca. Y así fué, como hizo padre a mi mejor amigo. Pasados los apuros, es un gran día para ellos, y por supuesto, también para mí. Quiero plasmar aquí, mis mejores deseos para la nueva familia.
Con este amanecer, sacado hace dos primaveras desde El Toral de Pelusilla (Peñasagra), intento simbolizar lo que ayer aconteció.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Invitada especial: Jus Pérez, "La Bonuca"

Quiero dedicar esta entrada a alguien muy especial. Lejos del prototipo de naturalista ibérico, Jus no se conforma con conocer las aves y los mamíferos más comunes. Ella, dedica su poco tiempo libre a aprender sobre flora, hongos, insectos, anfibios, reptiles, estudiar alimentación de rapaces nocturnas, prepararse como anilladora, etc.
Las loras burgalesas, han visto nacer y crecer a la Jus bichera. En su blog, nos cuenta alguna vivencia reciente de sus salvajes excursiones, y nos informa sobre otros temas.
Una tarde de monte, me contó una historia de esas que...¡Bueno!, en aquel momento, sólo se me ocurrió pedirla que lo escribiera un día para compartirlo en mi blog. Hace mucho ya...¡y alegaba no acordarse!. Meses después, cumple su palabra, y nos lo escribe.
Qué grandes eres y cuánto vales...
¡Gracias Bonuca!La anécdota de campo que voy a contar, me ocurrió hace ya algunos años. Fue una tarde de julio del año 2005. Lo recuerdo porque ese año me pasé mes y medio de vacaciones en mi pueblo, una pequeña aldea que se encuentra en el paraje de Las Loras, en la provincia de Burgos. Era mi época universitaria, por lo que tenía vacaciones de sobra, pero no dinero para viajar por ahí, y a ello había que sumarle el hecho de que ese verano me tiré dos meses con el brazo escayolado, debido a una mala caída jugando un partido de fútbol. Recuerdo ese año con cariño, porque fue el año que empecé a sentir una verdadera pasión por las aves, y estas vacaciones en mi pueblo, como un punto de inflexión en mi aprendizaje sobre ellas.

Recuerdo que salía cada mañana y cada tarde, cargada con la mochila al hombro y los prismáticos del cuello. Me habían dicho que no moviese el brazo, que si se me descolocaba la rotura me tendrían que operar…pero a mi me daba igual, cada vez que aparecía un pájaro en un arbusto o planeando sobre mi cabeza, levantaba los prismáticos, en aquella época bastante más pesados, y los apoyaba sobre la escayola de mi brazo hábil.

Aquella tarde, emprendí camino hacia una de las zonas más bellas de mi pueblo, la poza de la Olla, una poza que forma el río Odra a su paso por un pequeño desfiladero.

Iba toda entretenida con la observación de la flora del lugar, así como de las aves que salían a mi paso….escribanos cerillos, soteños y montesinos, arrendajos, mosquiteros papialbos, currucas zarceras…cuando justo al llegar al inicio del pequeño desfiladero, comienza un corzo a ladrar estridentemente. Recorrí unos metros, y allí la hallé, una hembra de corzo, desgañitándose sin parar, al otro lado del río, a unos 50 metros de mí. La corza me miraba de vez en cuando, pero parecía no prestarme demasiada atención, un comportamiento que nunca había presenciado en este animal… ¿qué ocurría para que no solo no presentase ningún miedo hacia mi presencia, sino que además presentase tal alteración?

A unos 20 o 30 metros de la corza, entre unos arbustos, pude ver la silueta de una rapaz, con las alas completamente extendidas ¿qué significaba todo aquello?

Me fijé en que los arbustos eran en realidad zarzas, y se me pasó por la cabeza la peregrina idea de que era un buitre leonado, que se había quedado enganchado en las zarzas….sin pensar en el poco sentido que tenía todo aquello, me dispuse a cruzar el río, atravesando las zarzas y empapándome hasta las rodillas, mientras encontraba el cadáver de un topo europeo (Talpa europaeus) ahogado en el agua.

Al cruzar el río, a una distancia de 30 metros, levanté la vista hacia mi objetivo, pero esta vez vi algo más que la silueta de una gran rapaz tras unos arbustos….a sus pies un bulto marrón… ¿un zurrón de piel?…..y entonces vi lo que era, y todo empezó a encajar en su sitio….el zurrón no era tal, sino un corcino de unos dos meses de edad….el supuesto buitre enzarzado, no era tal, sino un magnífico adulto de águila real protegiendo su presa con las alas extendidas….la corza, tan solo una madre desesperada por ver a su cría bajo las garras de esta impresionante rapaz….Todo esto se encajó de golpe, pero demasiado tarde para poder retroceder…el águila levantó el vuelo, dio dos pasadas por encima de mi cabeza y fue a posarse en lo alto del desfiladero.

El corcino echaba bastante sangre por la boca, por lo que parecía que tendría algún órgano reventado, probablemente el águila levantó a su presa y la dejó caer sobre las rocas causándole así la muerte.

Me apresuré a abandonar la escena, para que la rapaz pudiese dar cuenta de su festín, tan bien merecido, pues me imagino lo difícil que debió ser dar caza a una pieza tan grande y pesada.

Esta fue una de las muchas anécdotas de campo que me ha dado mi pueblo, Humada, y el inicio de muchas experiencias que a partir de entonces viviría en el campo.

jueves, 23 de septiembre de 2010

La vaca de cinco rabos

"Buelito, las vacas tienen cinco rabos: uno para espantar las moscas, y los otros cuatro para mear, ¿no?"
Cuando tenía 3 años, mi abuelo Luis me recogía cada miércoles en la guardería, y me llevaba a ver las vacas al Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega, el más importante de España. Allí, había un apartado donde estaban los lotes de vacas lecheras. Los ganaderos, sentados en sus taburetes, ordeñaban en los calderos. Para la atónita mirada de un niño de 3 años, aquello que estaba haciendo la vaca, no podía ser sino mear, de ahí mi inocente deducción. Miles de vacas pintas, mugían unánimamente cada miércoles en Nueva Ciudad, en años donde la producción de leche,aún era base económica para muchas familias. Aquellas jornadas en el ferial, fueron mis primeras clases zoológicas que recuerde. Gracias a mis abuelos, padres y resto de familia, pudo seguir mi admiración por el mundo animal, por lo cual, siempre les estaré agradecido.
Mi abuelo se fué este último invierno. Semanas antes, tras una jornada de campo en Huesca, tuvimos una conversación telefónica. Enfermo ya, desde su cama, recordaba cómo fue la historia , la cual, siempre contó con orgullo de abuelo.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

¡Todos con Óscar Freire!

Hace escasos minutos, adelanté a Óscar Freire. El iba en su bici, y sobra decir que yo en mi coche...
Llevaba la cámara con el 300 mm, así que 1 km después, paré para preparar el equipo y sacarle una ráfaga de fotos. Es un orgullo para los torrelaveguenses ver como nuestro campeón prepara su próximo mundial por los alrededores de Torrelavega.Son sólo 11 días los que faltan para que se celebre el Mundial de Ciclismo en Ruta en Melbourne. Ese día, el 3 de octubre, Óscar Freire tendrá la posibilidad de conseguir algo que nadie ha hecho hasta ahora: la cuarta victoria en el mundial. La historia del de El Barrio Covadonga, encumbró cuando en el 2004 consiguió su tercer mundial, éxito hasta ahora conseguido sólo por otros 3 ciclistas en todo el mundo. Los años 1999, 2001 y 2004, le han coronado en lo más alto de este podium. Quien quiera rememorar estos 3 momentazos y erizar sus pelos, que pinche aquí.
Sirva esta entrada como reconocimiento a la carrera que ha hecho este cántabro, gane o no. Que quede claro, que el pueblo confía en que también puede con el cuarto, y animaros a que el próximo domingo, todos estéis con Óscar, ¡nuestro campeón! La foto, está fresca...

martes, 21 de septiembre de 2010

¡Buscar lo güenu, y disfrutalu!

Es un buen secreto para ser feliz. Pocas cosas en la vida tienen todas sus caras malas. Buscar los lados buenos de todo lo que nos rodea, nos puede ayudar a ser más felices. Tengo comprobado, que una misma persona, rodeada de unas mismas circunstancias, puede tener un estado anímico de felicidad, o puede estar poseido por la decadencia. Todo depende de que sepa o no aprovechar lo bueno que le rodea, o de que se deje contaminar por la parte mala.
En un reciente viaje por el Atlántico, el tiempo soleado, se tornó casi de repente en un temporal de fuerza 7. Había entre ambas mares, una estrecha franja espacial agitada por un fuerte viento, que de lejos, no era más que un precioso arcoiris. Eso sí, detrás, se veía la tromba de agua en la que íbamos a entrar.Fueron 5 preciosos minutos disfrutando de este fantástico arcoiris. Podrían haber sido 5 angustiosos minutos pensando que íbamos a entrar dentro de semejante temporal en medio del océano. 2 maneras distintas de ver el temporal. Yo, disfruté.
La fotografía ha sido tratada con un programa informático para aumentar unos contrastes, que por supuesto, no eran tan escandalosos en la realidad.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Recuperando fotos

Estaba yo buscando unas fotos, y topé con una foto sacada a finales de esta primavera por sierras andaluzas. Han sido muchos los momentos vividos en los últimos meses por allá abajo, y no menos las fotos sacadas. Tantas son, que no todas son recordadas. Esa noche jienense, incluyó recorrido nocturno por sus montes. En un quitamiedos de hormigón, un Mochuelo oteaba a lo largo del carril en busca de los abundantes insectos. Me dió tiempo a parar el coche, bajar la ventanilla, y disparar esta foto. La memoria me dice que en aquel momento miré la instantánea en la pantalla de la cámara, y me dió la sensación de que estaba desenfocada. Cual es mi sorpresa hace escasos minutos cuando veo en mi archivo esta pedazo de foto. Un tratamiento adecuado, y he aquí el resultado. La cuelgo al son de lejanas palmas. Mientras, pasan por mi cabeza docenas de buenos momentos vividos estos últimos meses en las provincias de Jaén, Granada, y Cádiz. Va por la gente con la que compartí todo aquello.

sábado, 11 de septiembre de 2010

¡A la carga de nuevo!

Durante el último mes y medio, he tenido el blog abandonado. Podría parecer una mala señal, pero nada más lejos de la realidad. La intensidad de estos últimos 50 días ha sido precisamente la que ha provocado que no me haya parado a escribir lo vivido.
Ha habido rock, playa, hacking de quebrantahuesos, migración de planeadoras en el estrecho de Gibraltar, observación de cetáceos en el mismo lugar, lo mismo pero entre el Cantábrico y el Canal de la Mancha, más conciertos, monte, amigos, familia, y mucho más.
Ahora, tengo un mes cerca de los míos, tras el cual afrontaré una gran experiencia, que compartiré con vosotros a la vuelta.Os dejo una foto de un Alcatraz volando en el Océano Atlántico entre la Cornisa Cantábrica y la Bretaña francesa. Lo hice en un viaje a Inglaterra que tenía como objetivo ver cetáteos. Os hablaré más adelante de los resultados de este viaje, y del restante. Un abrazo.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Y tocó...semana playera

Después de aquella desmedida semana rockera, y tras una breve pausa por tierras burgalesas, sorianas y valencianas, acabó llegando una semana playera. 6 días en la playa llenos de placenteros baños, saludables rayos bajo benditas sombrillas, beneficiosos ejercicios físicos, y reconfortantes reflexiones dentro, y fuera del agua. Se esconde el sol, mi única luz; este arenal, hoy mi colchón. Y la canción de las 10.000 olas será mi nana esta noche. Esas nubes dejan una última goterada. ¿Para que taparse? La temperatura es agradable, y las gotas sobre mi piel también. Un último baño en este calmado pero oscuro mar. ¡Ahora sí que estoy sólo, y rodeado de naturaleza! ¡qué sensación! ¿Ahora será cuando aparece bajo mi ese tiburón que aparece una vez cada 10 años en las costas ibéricas? ¡Buah! Muy pocas probabilidades, ¿para qué preocuparse? Haré unos largos más...Además, hoy no hay luna, dicen que los tiburones no atacan las noches sin luna, ¿no?.Para la lluvia, y la brisa me seca cuando salgo. Sin más complicaciones. El cielo se despeja, y ahora la lluvia, es de estrellas. Pshhhhhh, pshhhhhh, la nana de las olas....de fondo, sin cesar. Duermo...y el siguiente recuerdo es el crepúsculo matutino. Al fondo, aún funciona el faro del Cabo del Tiñoso. Suena el despertador de las 10.000 olas....Esto empieza a ser monótono con tanta ola, tanta arena... Estoy muy tranquilo y agusto aquí, pero me largo a la montaña, que es mi sitio.
¡Hasta la próxima!

miércoles, 4 de agosto de 2010

¡Semana rockera!

Esta semana pasada, ha sido abundante en rock, punk e incluso hardcore.
Música de la buena que siempre gustará.
La cosa comenzó con Barricada el viernes 24 de julio. 3 horas y diez minutos de música de uno de los grupos decanos del rock nacional. Pocos grupos creo que rindan en el escenario como lo hacen estos personajes, y ello pese a su edad...Fue un conciertazo en el que presentaron en una primera parte su nuevo disco, para después lanzar casi 2 horas de sus temas más clásicos: En blanco y negro, No hay tregua, Oveja negra, o Animal caliente entre otras. Barricada, como siempre, no decepcionó.
El pasado miércoles, un grupo local, Harkada, se presentó también en Tanos con un directo muy currado. Buen bajo, guitarra, una desgarradora voz, y un batería que es una máquina. Os pongo una foto de este último. De los grupos que vi, este el que más apoyo necesita por su juventud. Por ello, les quiero hacer una mención especial y les mando ánimos por el buen trabajo que hacen, y que seguramente harán.Al día siguiente, Los Suaves volvían a encandilar con sus letras y sus guitarras en Santander. De nuevo otro decano del rock nacional. Os pongo las letras de un temazo que no tocaron, pero que siempre me ha gustado escuchar. Se llama Ourense-Bosnia, en el enlace van las letras de la canción. No es de las famosas, pero el mensaje no tiene desperdicio. Junto a ellos tocó el Mago de Oz, con una puesta en escena espectacular.
No habían pasado 20 horas, y ya estaba de nuevo en otro concierto. En este, tocaban Eskrotos, Eskuela de Odio, y Goar Cicatriz.
Quiero hacer una mención especial a esta última banda. Goar, es un guitarra que puede presumir de ser el único superviviente de la banda Cicatriz. Fue una banda punk puntera que siempre estuvo marcada por la heroína, vicio habitual por aquellas fechas para esos entornos. Goar, pretende hacer una gira homenaje con 3 compañeros, con los que en cuanto den por acabada su tarea (el homenaje), empezarán a crear temas bajo un nuevo nombre que me desvelaron en una conversación muy interesante que tuvimos antes del concierto. La banda se portó muy bien, recreando lo que en aquellos años fué Cicatriz. Adjunto una foto que me saque junto a este crack y junto a mi amigo Alejandro.

miércoles, 28 de julio de 2010

La de la Víbora

A continuación os voy a contar la anécdota de la Víbora. Es larga, por lo que los interesados han de contar con unos minuticos...

El otro día, volviendo a casa del hacking de Quebrantahuesos en la Sierra de Segura, María (rapacera de Murcia) y yo ascendíamos por la exagerada cuesta que hay que salvar para llegar hasta donde aparcamos el coche. Hay que decir que nosotros, siempre creímos que el sendero trazado por el resto de compañeros para llegar al campamento base no era el más adecuado, pues seguía la línea de máxima pendiente en una ladera próxima al 100% de inclinación. Subía yo adelantado 10 m, cuando uno de los pasos se pausó por instinto. Donde iba a apoyar mi pié, una Víbora reptaba huyendo de mi hostil 44, para rápidamente refugiarse debajo de una losa más de las que se podían encontrar en esa transición entre el paisaje herbáceo y el canchal.

-¡Una Víbora!- Exclamé.

-¿Cómo? ¿Dónde?- La Víbora, es una especie que aún no se la tenga miedo, no deja de causar respeto.

-Se ha escondido debajo de esta roca, fue todo muy rápido. Cuando la vi delante de mi puntera ya iba reptando, ha sido cuestión de dos segundos.

Al llegar al coche, se lo comento a Sergio Couto, un compañero de hacking que lleva trabajando en la sierra varios años con la reintroducción del gran alado.

-Sergio, hemos sacado una latastei.

-Es bastante rara, sólo hemos visto una en 3 años en la zona de Castril, aquí nunca. ¿No podía ser una culebra?

Ciertamente, me entró la duda, porque a decir verdad, no la vi con ningún detalle la testa, y me fié únicamente de la apariencia e impresión general. Así se lo hice saber, dejando la cita como dudosa, y proponiéndome volver otro día.

A los pocos días, volviendo con Kique de la Montaña, otro de los técnicos, se lo iba comentando:

-El otro día con María , por allá arriba nos desviamos más para la izquierda de lo habitual, y vi lo que me pareció una Víbora Hocicuda, pero me quedé con la duda. A ver si doy con el sitio exacto. Me suena que podía ser por aquí...Si mira, creo que esa roca que tenemos a 10 m es donde se escondió.

Subimos en actitud de rececho y con calma por si estaba en la senda no espantarla. Llegamos al sitio con mil ojos (2 en la cara y el resto en los pies).

-Nada, era aquí, pero no se vé nada. Dicen que las hembras son muy territoriales. El mes pasado una compañera me contó un testimonio sobre ello. Es una chica que trabaja en labores de vigilancia de una población amenazada de Orquídea, y en un trozo pequeño, tenía controladas 3 Víboras que se pasaban la época estival en la misma zona. Hombre, debajo de esta piedra, no sería mal sitio...

La piedra estaba entre nuestros pies, y aunque tenía buena pinta, parecía mucha casualidad que estuviese ahí, a medio metro de donde lo hiciera unos días antes. Kike, ayudado por un palo con el que hacer palanca la inclinó:

-Hostia, está aquí.- Exclamó.

Yo no le quise creer en un primer momento, pero dado que insistió, mire, y efectivamente. Como bien me había parecido, era un ejemplar de Víbora Hocicuda. Pues nada, allí decidimos dejarla tranquila. Estaba claro, había que pasar una tercera vez cámaras en mano. Al día siguiente, de la que subían los compañeros, la volvieron a ver. 3 días en el mismo sitio...parece un objetivo bastante fácil...

El primer día que Máximo apareció con su 300, fue infructuoso. Me pareció mala suerte, pero tenía esperanzas de dar con ella en otra ocasión. Otro día que aparecí, no sólo pasé, sino que hice ¡una espera de 2 horas al reptil! Infructuosa, todo hay que decirlo. Pasaron unos días, y decidí pasar de nuevo, en lo que me prometía como último intento con mi amiga Ruth, pero tampoco ella fué el talismán...

No pensaba volver, convencido de que habría cambiado de sitio, pero el último día, me atreví a reintentarlo. No podía ser que perdiera una ocasión así.

La tensión en las piernas, mirando cada sitio donde pisaba...Había bastante hierba por donde debía de pasar, y una desafortunada pisada, podría salirme un poco cara...De repente, donde siempre estaba, me parece verla. ¿Sí? ¿No? ¿Está estirada dentro de esa grieta? No me lo podía creer. Cuando estaba a punto de sacar la primera foto, me parece adivinar a través del visor que no es la Víbora, sino la piel que ha mudado estos últimos días...

Me fuí sin verla, pero en mi imaginación, hay una bicha descojonándose a 1 m de mi tobillo...En aquel canchal, podía oler el cachondeo.

lunes, 26 de julio de 2010

Recuerdos andaluces

En Cantabria, sentado en una cómoda sombra, entrecierro los ojos, y aún me vienen multitud de recuerdos de mis andanzas primaverales por las sierras andaluzas.
Leo el blog del amigo Ángel, y una magnífica entrada sobre el Chotacabras Gris. Se me vienen a la cabeza las muchas noches que me rodearon en la Sierra de Segura (Jaén). La verdad, es que pese a la cercanía con ellos, no me traje foto de los mismos. Sin embargo, en otra cercana sierra, si que hice lo propio con una especie muy emparentada, y mucho más mediterránea. Hablo del Chotacabras Pardo, conocido por los jóvenes ornitólogos como Cuellirrojo.Un precioso macho, quiso posar frente a mí, para que tras una larga reptada, pudiera retratarlo como véis. ¡Qué bonitos recuerdos!

miércoles, 21 de julio de 2010

Por tierras loberas

El último fin de semana, lo pasé por tierras zamoranas, dónde según los expertos, se encuentra la mayor densidad de Lobos de toda Europa. No en vano, me encontré con un fanático del lugar, de nacionalidad inglesa, que me aseguraba que era el mejor lugar del mundo (si, eso decía) para verlo. Todos estos datos, unido a mi estadística en la zona, me hace pensar que algo no funciona, o que algo no ha funcionado entre La Culebra y yo durante mis visitas al lugar. Para los que me creen afortunado, apunto que ya he hecho 12 esperas allí ¡¡¡sin obtener resultados loberos!!! Si alguien ha tenido tan mala suerte allí, que levante la mano.Ha sido sin embargo para mí, un lugar de agradables momentos, en ocasiones en solitario pero en ocasiones compartiendo el tiempo de espera. Fue en su fecha con Antonio, Iván y compañía, dónde nos llevamos la primera decepción con los resultados. El verano pasado, fue momento para compartir con mi ex-compañero Javi González la soledad de la sierra, y en esta última ocasión, el reencuentro fue con Mario Trigueros. Pudimos disfrutar de la presencia de numerosos Ciervos, 1 Jabalí, el canto del Chotacabras Gris, del Cárabo, e incluso durante el día nos visitó una pareja de Abejeros Europeos.En la foto, posamos junto a dos compañeros de espera: Fran y Mitxel.

martes, 6 de julio de 2010

Reflexiones de una perra

No entiendo tu postura, pero la respeto...
Verás, yo estaba jugando, como llevo haciendo todo el día. Entonces conseguí volcar, no me preguntes como, esa supermaceta, la verdad que pensé que no podría jamás, es la más grande y bonita del jardín, y encima ¡con esas pedazo flores!.
"CRASH". Cayó de lateral, ¡y toda la tierra vino hacia mí con preciosos bulbos y divertidas raíces que esparcer! Me dije a mí misma: "verás cuando vean lo que he conseguido, lo orgullosos que se van a poner..."Cual es mi sorpresa cuando no sólo no me felicitáis por la labor, sino que encima parecéis enojados. ¿Será posible? ¿No estaréis enfadados verdad? Desde luego, no hay quien os entienda...

lunes, 5 de julio de 2010

Me despido de los Quebrantahuesos

Después de 4 semanas colaborando en la reintroducción de esta especie en la Sierra del Segura, estoy de nuevo por el norte de la península. He coincidido allí con un gran equipo profesional y con magníficos compañeros. Nano, Carlos, Quike, Sergio y Ruth, ayudados por María, Chapo, Alex, Paco y Arnau.
Gypaetus parece que está haciendo una buena labor en la sierra. La gente sabe que eso trae ventajas al pueblo, y colaboran, cada uno a su manera, con el proyecto. Parece que la cosa marcha.
Os pongo una última foto, en este caso de Quiteria, a la que he visto volar muchos menos días. He sido un poco redundante en las últimas entradas, pero es fruto de lo que me ha motivado el tema. Gracias desde aquí a la gente con la que he compartido estas últimas semanas.

viernes, 2 de julio de 2010

Quebrantahuesos: Aprendiendo a volar

En la recta final de mi estancia en el hacking de Pontones (Jaén) con Quebratahuesos, repaso la evolución del trabajo realizado, y comienzo a disfrutar con los primeros resultados. Comenzamos vigilando unos pollos de 100 días de edad bastante desválidos, a los cuales los Cuervos quitaban una y otra vez la carne. Ahora, contamos con 2 gladiadores del cielo, que no dudan en salir tras un Buitre Leonado para alejarlo de sus todavía pequeños dominios. Se manejan ya en los vientos de ladera, saben descender vertiginosamente si su vecino el Cernícalo se echa a los lomos...y ascienden sin mayor dificultad, Tranco sobre todo, pues a Quiteria le faltan las últimas clases prácticas...
En la foto, un magnífico momento en el que los dos, jugando, se persiguen y atacan mientras aprenden a volar. Tranco, a la derecha, lanza un ataque a su hermanastra Quiteria, que la pobre, bastante tiene con no perder altura como para que el otro mamón la haga realizar maniobras peligrosas...Pero bueno, mientras, aprenden.

miércoles, 30 de junio de 2010

Hacking: Cría campestre (IV)

A las pocas semanas de dejar los pollos en la cueva, llegan los primeros vuelos de estas enormes aves. Hace 16 días lo hizo Tranco, y hace tan sólo 5 Quiteria. Tranco es capaz de hacerse ya vuelos de cerca de media hora cogiendo térmicas, y mostrando gran destreza. Esquiva al aireado Cernícalo que protege un radio sagrado alrededor de su nido, desciende aprisa encogiendo las alas y estirando patas, encuentra ya comida sin mayor problema...Quiteria, sin embargo, con menos de una semana de vuelo, aún no llega a estos niveles, aunque está muy avanzada ya dominando las térmicas, aunque teniendo que perfeccionar un poco los aterrizajes...
Os adjunto una foto con uno de los primeros vuelos de Tranco. Al fondo, un grupo de Buitres Leonados disfrutan en la grada de tan codiciado espectáculo. El Quebrantahuesos, ¡ha vuelto a la sierra!

martes, 29 de junio de 2010

Nutrias

La noche daba paso a la mañana fundida en nieblas. El sol, abría a estas en canal, para irse colando poco a poco, calentar el suelo, y elevar a las mismas para con el paso de los minutos, dejar una mañana totalmente despejada. Entretanto, los Ciervos, y los Gamos, van abandonando las zonas abiertas para situarse cerca de alguna sombra que les cobije de las muchas horas de sol que quedan por delante. Canta una Abubilla, lo hace aún un Mochuelo, y ¡plof!, en la lámina de agua, algo ha saltado. Quizá sea un pez, pero no. Mamá Nutria aparece bajo mi posición con 2 cachorricos (reminiscencias aragonesas...).
La madre, va más centrada en pescar sin perder rumbo hacia esa mata de arbustos en la que esconderá a la prole durante el día. Las crías, cómo crías que son, están más pendiente de jugar, de perseguirse, de hacer piruetas, rápidas carreras de persecución, intentar coger su propia cola en círculos, mordisquear los restos de ese pez que su madre les ha dado...están aprendiendo a vivir. No obstante, la madre, más experta, consigue que mientras juegan la vayan persiguiendo. Os pongo una foto del momento en el que pasaban por debajo mío.

lunes, 28 de junio de 2010

Hacking: Cría campestre (III)

Hace ya 4 años empezaron a liberarse alguno de los 16 ejemplares, que contando a Tranco y Quiteria, se han liberado hasta ahora en las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén-Granada). En total, fueron 20 años los que la sierra estuvieron sin Quebrantahuesos: 1986-2006.
Ahora, se comienzan a ver los primeros frutos de todo este proyecto. Aquí podéis seguir a cada uno de los ejemplares liberados.
El otro día, hubo sorpresa en el hacking. Estábamos en la tienda, refugiados de la lluvia, María, Sergio y yo. La mañana era desapacible, y nos limitábamos a mirar de vez en cuando a los pollos para ver si todo seguía bien. Aún no volaban, por lo que no corríamos el peligro de que desapareciesen de buenas a primeras. En una de esas, Sergio exclama:
-¡Un Quebranta!
Efectivamente, un ejemplar de Quebrantahuesos, merodeaba la pared del hacking. Resultó ser Mica, una hembra soltada el año pasado en este mismo lugar. Encontró un fantástico posadero. Un desnudo pino, víctima de una tormenta, tiene una rama horizontal, perfecto para aselarse. El fondo, inmejorable, con magnífico paisaje, y 2 Cabras Monteses observando a Mica. (Pinchad la foto para verla mejor).
Ella, utiliza habitualmente las Sierras de Castril y La Cabrilla (cerca de aquí) como zona de campeo, pero ya hace sus primeros escarceos. No en vano, el lunes pasado la tuvimos con nosotros, y el miércoles llegaba una localización de ella el Ávila. Nos lo comunicaron por teléfono, lo que nos asombró mucho. Parece que esto funciona de momento. Queda esperar unos pocos años a ver si algún ejemplar se atreve a criar en la zona.

domingo, 27 de junio de 2010

Lupa

Hola, me llamo Lupa. Tengo 3 meses, y acabo de aperrizar en la familia de El Bichu'Gormeján. Ayer mi nuevo dueño me rescató de una perrera en la que estaba muy bien atendida, pero en la que no me lo pasaba tan bien como con mi nueva familia.
Hoy hicimos la primera excursión. Fue al Monte Corona, y lo hemos pasado muy bien. Nos cruzamos con gente que venía a saludarme como si me conocieran de toda la vida, ¡qué majos son todos!
De momento me han puesto a trabajar en el jardín ayudando a Marisa, que es una madre estupenda. Creo que me han encomendado la tarea de cazar caracoles, y de hacer agujeros, así que a eso me dedico con esmero. Creo que les gusta como lo hago, pero seguiré centrada para pasar el periodo de prueba. María es muy maja conmigo, y parece una gran hermana. Y la abuela es muy simpática conmigo también, y muy guapa, ¡nunca había visto una abuela tan guapa y maja! De momento parece que menos los caracoles, todos están contentos con mi llegada. Sólo me falta de conocer a Máximo. Me han dicho que le gusta el monte. ¡Jo! Cuando sea mayor quiero ir con él algún día, a ver si papá me deja...Seguro que aquello está lleno de huidizos caracoles, y quien sabe si de más animales...
Lo que si que sé, es que me han acogido muy bien, por lo que estaré siempre agradecida a esta magnífica familia.

viernes, 25 de junio de 2010

Hacking: Cría campestre (II)

yer, como os decía, Quiteria, la hembra, estaba a punto de dar su primer vuelo, pero finalmente no salió volando por primera vez. Quizás hoy sea el día, pues la gráfica del número de aleteos/día se disparó ayer.
Mientras tanto, se les sigue aportando alimentación. Cosa que no sólo ellos agradecen. Una pareja de Cuervos, procedentes de un cercano cantil, han hecho el agosto en pleno junio. Increíble con que facilidad estas aves de menos 1 kg, son capaces de arrebatar los trozos de comida a rapaces de casi 10 kg. Unos demostrando tácticas de equipo, habilidad, y rapidez. Los otros, demostrando torpeza, lentitud, y poca picardía. Para nosotros, es un trabajo extra, pues tenemos que aportar más comida, pero no deja de ser un espectáculo documental. Un compañero, Paco Montoro (Granada), ha grabado y nos ha cedido este fantástico documento, en el que 2 Cuervos se la vuelven a jugar a Tranco. Espero que lo disfrutéis.

video

jueves, 24 de junio de 2010

Hacking: Cría campestre (I)

La cría campestre es un método de cría utilizado en aves rapaces cuando se quiere terminar su desarrollo en el nido sin la ayuda de los padres. Uno de los objetivos, es conseguir que no relacionen al hombre con el aporte de comida. Para ello, se coloca a los pollos con una edad lo suficiente para que se termoregulen y se puedan despedazar la carne ellos sólos en una zona apta para que puedan realizar sus primeros vuelos en un entorno que con el paso de los meses asociarán a "su paisaje", por lo que criarán en sus alrededores, o en lugar de similares características (filopatria).
En el caso que me ocupa, estoy en Pontones (Sierra del Segura, Jaén) colaborando en un hacking que pretende desde hace años reintroducir Quebrantahuesos en las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Hace casi 25 años, que se vió aquí el último ejemplar.
Hasta el momento, en los últimos años, se han liberado ya 16 ejemplares, de los cuales parece que sobreviven 14. Varias amenazas, el uso cada vez menos extendido y cada vez más castigado del veneno por una parte, y el uso de munición de plomo (la convencional), que interfiere con la viabilidad de la reintrodución dada la sensibilidad de esta especie a las concentraciones de plomo en presas cazadas, abandonadas, y posteriormente comidas por esta carroñera.
Ahora mismo, tenemos 2 pollos en el abrigo de una cortado rocoso. Se llaman Tranco (en referencia a un cercano embalse) y Quiteria (en honor a la patrona de Santiago). Tranco, vuela hace ya una semana. da sus vuelos alrededor de la cueva entusiasmado, para volver siempre que puede a la misma, dónde se siente seguro, y dónde además, tiene comida. Quiteria, está a punto de dar su primer vuelo, y esperamos el mismo con ansia...La comida se la llevamos cuando aún no hay luz. Comen patas de ovejas y ciervos, y otras carnes que los hidratan. No podríamos llevarles comida con luz, pues asociarían al hombre con el aporte de comida, lo que provocaría que al volar se acercaran a los pueblos, no consiguiendo así una correcta adaptación al medio y a los hábitos de la especie.
Para ello, los relojes suenan a las 4:30 de la mañana para empezar la labor diaria. Ocurrió sin ir más lejos ayer. Hoy sin embargo, voy por la tarde. A lo mejor cuando llegue allí ya está Quiteria fuera del nido, pues como os digo, está a puntito...Ya os contaré la evolución. El resto de la jornada solar, se cubre vigilando a los pollos con telescopios desde medio kilómetro de distancia. En la foto que os adjunto, sacada ayer, se puede ver a los 2 pollos (muy oscuros y grandes). Tranco, más negro, está encima. Debajo de él, Quiteria, y a la izquierda, un adulto de Alimoche que se ha aquerenciado a la zona desde hace 2 semanas.

domingo, 20 de junio de 2010

Libro recomendado sobre el Lince

Aprovecho a raíz de la entrada que hice el otro día sobre una observación personal de uno de los últimos Linces Ibéricos (aunque quizás sea más bonito e incluso correcto hablar de "los primeros").
Se trata de una obra en la que se recogen a medio camino entre la ciencia y el arte magníficos relatos del autor y de algunos colaboradores expertos en el tema. En ellos, se tratan comportamientos del gran gato hasta ahora no descritos. Aspectos sobre sus costumbres, hábitos, etc. Magníficos carboncillos como el de la portada que ilustran perfectamente las interesantes notas de campo, y al final, un anexo con varias fotografías en libertad. Muchos de vosotros ya lo tenéis, pero a los que no, os recomiendo a que os hagáis con uno de los ejemplares.
Tengo amistad con el autor, pero dejo claro que no por ello os estoy recomendando el libro. El libro enseña mucho, entretiene, aporta al conocimiento de la amenazada especie, y en síntesis merece la compra. Cuesta 20 euros, son 136 páginas (!!!) en papel de mucha calidad, y encima es de tapa dura. Aprovechad esta ocasión porque podéis pedírselo directamente al autor. Si estáis interesados, poneros en contacto conmigo en gormejan@gmail.com. Si hay posibilidad de que nos veamos, yo os lo puedo conseguir a precio de coste entregando en mano, pero si no, os puedo poner en contacto con el autor, quien os atenderá gustosamente y os lo enviará. Creo que los portes cuestan 5 euros.

jueves, 17 de junio de 2010

El que espera y no desespera...

Entiendo dos tipos de esperas.

-La primera, es la que más utilizo. Consiste en colocarse en una atalaya y conseguir tener el mayor campo de visión. En este tipo de espera, siempre está asegurado el avistamiento de uno u otro animal. El inconveniente, es que casi siempre hay una gran distancia de por medio, lo que puede hacer disminuir la calidad de la observación.

-El otro tipo de espera, es el de apostar por un paso en el que creas que el objetivo va a pasar. La podríamos denominar la “cuerpo a cuerpo”, porque si tienes suerte, el animal te pasará muy cerca. Cuentas en este caso con muy pocas probabilidades de ver al animal, pero si tienes suerte, la puedes gozar con una observación a muy corta distancia. El inconveniente es que la observación, de darse, será fugaz o casi.

En ambos tipos, existen dos fases ineludibles. Me refiero a una inicial, en la que cada movimiento de una rama o cada sonido se convierte en una alerta llena de emoción, y una final, que suele durar desde pasada la primera hora hasta que te vas, en la que con el paso de los minutos te sientes cada vez más absurdo, y en la que lo que en principio parecía bastante posible, cada vez parece más improbable. Esto quiere decir que en los primeros minutos, parece que en cualquier momento va a aparecer el bichu que esperas, para más adelante sentirte como un gilipollas perdiendo el tiempo, después haberte hecho no sé cuántos kilómetros, de haberte levantado a las 5, de haber pasado un frío inmedible, etc. He vivido muchos de esos momentos de creerme el hombre absurdo. Se me viene ahora a la cabeza alguna espera de más de 3 días sentado sobre una nevera de plástico sin moverme...¿Me sentía yo? ¿O realmente era el hombre absurdo? U otra espera de 3 días dentro de 4 paredes a 0 grados, con ventisca en la calle, y sin fuego. En aquella además, no me comí una rosca. Confirmado, ha habido días en los que me gané la figura de AbsurdoMan. En esos denigrantes momentos, miro hacia atrás para darme cuenta de los resultados que al final me han acabado dando esperas pasadas. Es mi truco para no desesperar.

En estas estaba esta mañana, en la fase de sentirme gilipollas digo, cuando una Urraca alarmada me hace prospectar un sector del monte mediterráneo que me hospeda con los prismáticos. ¡Ahí está! Un Lince Ibérico avanza con la boca abierta para ventilarse hacia donde yo lo espero. Está a unos 50 m, y tiene toda la pinta de que me va a pasar cerca. La verdad es que no estoy muy escondido, pero después me doy cuenta que no importará demasiado, el bicho me ha visto, y para mi sorpresa, no influyo en la ruta que lleva en su GPS. Asombrado, contemplo como sin ocultarme, puedo disfrutar de un Lince Ibérico pasando a menos de 10 m míos con aparente normalidad. Desde luego, impensable con la mayoría de las especies. Algo hay en esta especie que hace que no tenga miedo a nadie, y está claro que el que no se les moleste y cace, tiene mucho que ver. Sobra decir que también es verdad que mi ropa era muy discreta, estaba medio tumbado, no hice nada de ruido... pero vamos, que el animal, verme me vió.

Es importante no compartir el lugar del avistamiento. Lo que de una manera eventual no es una molestia, puede ser peligroso al normalizarse. Dado lo goloso de la especie, lo cercano de la observación, y lo fluida que corre últimamente la información, me veo en la obligación moral de ni tan siquiera dar pistas sobre el lugar.

martes, 15 de junio de 2010

Las noches en la Sierra de Segura

Atardece en la Sierra de Segura. Mis compañeros y yo, hemos pasado un expléndido día de hacking enfrente de una pared en la que tenemos 2 pollos de Quebrantahuesos. Ellos preparan las mochilas para bajar al pueblo; yo, preparo el saco para dormir aquí, en la sierra, una noche más. Desde pequeño me gustó la noche en el monte. No ves, pero hueles la vida.
El sol se acerca al horizonte, y me quedo sólo. Los Quebrantahuesos han escogido lo más escarpado del cantil para dormir a salvo de posibles depredadores. Los canchales resuenan, los bichos ya los están atravesando. Normalmente son Cabras Monteses, en ocasiones Muflones, pero hoy se trata de un Jabalí. Un magnífico marrano adulto pasea sus navajas por la pedriza. Hay aún bastante luz, por lo que deduzco que habrá pasado el día encamado "cerca" de nuestro campamento base. Una Codorniz en los bancales del fondo del valle, un Autillo en las choperas, algún sapo Alytes por la misma zona...Los Ciervos y Gamos salen a pastar en las praderas semiabandonadas de aquel paleopueblo en ruinas. Ya con poca luz, un Chotacabras Gris viene hacía mí posándose a 7 m sobre una roca pequeña. Ya sólo veo el horizonte, las nubes, y a lo lejos, los rayos de una tormenta, que finalmente no llegó a mi zona.
Me embuto en el saco precipitadamente, pues una nube de agua barre mi ladera. El monte calla, y sólo un Cárabo, ya denoche, y al acabar de llover, se atreve a romper el silencio que parió la última gota.
Os pongo una fantasmagórica foto del atardecer desde mi atalaya. Si pincháis la foto, veréis el vespertino paisaje con más detalle.

lunes, 14 de junio de 2010

Se acaban las lluvias por el sur

Después de varios días lloviendo en la Sierra del Segura (Jaén), parece que mañana las mismas remiten. Las botas húmedas, las perneras empapadas, parecen ya tónica habitual. En la mochila, siempre con ropa de repuesto. El sol quiere empezar a salir a algún rato, y este es aprovechado por los animales de sangre fría para calentarse sobre las rocas húmedas aún. Es el caso de esta Salamanquesa Común. De piel oscura, rugosa, parece un bulto más de la gran piedra sobre la que se solea. Fuerte mimetismo. Su pupila vertical exageradamente cerrada, nos dice que es un animal preparado para ver en condiciones muy pobres de luz. Aquí, parece ser una especie más o menos común, pero a alguien como yo, venido de la Cornisa Cantábrica, no puede dejarme indiferente.

sábado, 12 de junio de 2010

El Cóndor de Rubén

Rubén, ingeniero burgalés, y ante todo arandino, fue compañero mío de trabajo, y aún más de aventuras en el monte durante una etapa importante de mi vida, que fue la vivida en la provincia de Huesca. Persona llena de inquietudes, y con gran dedicación a la amistad. Siempre se puede contar con él. Por todo ello, con el tiempo, se ha convertido en un amigo.
Su última aventura, ha acontecido durante esta última quincena. Se ha desarrollado en Perú, dónde ha visitado varias zonas del país. El otro día me llegó un mensaje desde allá. Hablaba sobre la envidia que me iba a dar. Efectivamente, al ver la foto, es lo que sentí...¡ah pícaro cómo lo sabías!
El Cóndor Andino Vultur gryphus, es el ave rapaz con más envergadura del mundo, llegando a tener hasta 3,30 m de envergadura (casi medio metro más que nuestros más grandes buitres). Es un ave carroñera, y llega a volar a alturas de hasta 7000 m s.n.m. El ejemplar de la foto es un macho, se sabe por la cresta carnosa que porta en su cabeza. Al contrario que la norma en rapaces, el macho de esta especie, es mayor que la hembra, llegando a pesar entorno a 15 kg. En Perú, su población ronda los 100 ejemplares, por lo que Rubén, ¡has sido muy afortunado! Un abrazo, y gracias por compartir la magnífica foto.

viernes, 11 de junio de 2010

Lagarto Ocelado

Ya estoy aquí de nuevo. He bajado del monte después de 26 horas allí. Descanso, y mañana vuelvo a la carga. Aquí el tiempo está revuelto. Hay lluvias primaverales que empapan la vegetación, y que hacen que uno se moje por allá arriba. He visto el pronóstico, y dan un tiempo parecido al menos para los 3 próximos días...Entre chaparrón y chaparrón, rayos de sol se dejan sentir en los canchales de la sierra. Una Víbora Hocicuda de precioso dibujo en fondo gris oscuro se solea en uno de ellos. Tiene un tamaño hermoso, y así voy yo a dar el paso que me haría pisarla, emprende la huida para protegerse bajo una roca al lado de la tortuosa senda. Una de las comunidades faunísticas que más puede llamar la atención a alguien del norte en las sierras andaluzas, es sin duda la de los reptiles. Ver por ejemplo un Lagarto Ocelado en Cantabria, se hace harto difícil. Sin embargo, por estas tierras, parece algo muy habitual. Utilizando una técnica parecida a la que me dió el éxito de la Comadreja, me aproximé a este precioso macho. Cuando salió de su escondite, en lugar de huir hacia el otro lado como suele ocurrir, se vino hacia a mí sigilosamente. El momento en que activo el obturador, el saurio de lunares está frente a mí, a poco más de 2 m de mi jeta. Comparto los resultados con vosotros.

jueves, 10 de junio de 2010

Festival cromático

Andalucía, cómo el resto de la Península Ibérica, está en mitad de un festival cromático. La gente que conoce la zona, está impactada con los verdes tanto por su intensidad, como por su durabilidad. Otros años, los verdes por el sur se asoman levemente a los campos, para tornarse amarillos casi de inmediato. Este año, debido a lo lluvioso tanto del invierno como del mes de mayo, esto está mucho más húmedo que de costumbre, y parece que aguantará sin problemas hasta la primera parte del verano. Después, veremos que pasa.

En el apogeo de este festival, tanto las flores como las mariposas, ponen notas muy especiales al paisaje. Son concentraciones de pigmentos, que hacen de estos seres joyas naturales. Os pongo una foto de una Papillo macaon que saqué estos días atrás en una sierra andaluza.

martes, 8 de junio de 2010

La vida de las rachas

Hay cosas en la vida que suceden en racha, o que simplemente no suceden...
Ese día que escuchas una palabra que no habías escuchado nunca en la vida, y que de repente aparece en tus conversaciones hasta 3 veces esa semana...
Esa persona que hacía años que no veías, la saludas efusivamente como si no la fueras a volver a ver en otros 5 años, y de repente te cruzas con ella 2 veces más ese mes...
Ese conductor que nunca pinchó, y que un mes lo hace en 3 ocasiones...
Y luego viene mi caso. 20 años saliendo cada semana al campo, y nunca (algunos no se lo creían) me había tropezado con una Comadreja. Resulta que hace 2 semanas tengo una visión fugaz de uno de estos pequeños animales en un bosque pirenaico-francés, y hace 2 días, ¡vuelvo a ver otra en una huerta valenciana! La francesa se enfocó en mi cámara, y en las centésimas que tardé en pulsar el disparador, salió del encuadre de un salto, fue increible, fue un quiero y no puedo, pero me quedé muy contento con la buena, aunque fugaz observación que tuve. La valenciana estuvo mejor...pues pareció ser el postre de aquel petit apéritif gabacho. Bastantes minutos de observación a corta distancia, que creo que compensan de largo la nula experiencia hasta ahora con la especie. La opinión de la gente con la que hablo, dice sobre lo raro de que no la hubiera visto hasta ahora con todo lo que salgo al campo, pero también se asombra sobre lo raro que es poder observarla a unos 3/4 m de distancia tal y como os muestro en esta foto. Ayer os puse la foto del bostezo, que fue el momento más espectacular de la observación, pero desde luego, esta fotografía la supera con creces en cuanto a definición. Valorad vosotros mismos.

lunes, 7 de junio de 2010

El botezu de la bonuca

Después de 4 días gozando de expléndidas comidas, horchatas, mañanas de pájaros, tardes de películas, y noches de charreteo y cervezas por tierras tanto turolenses como por las valencianas en compañía de amigos/as, partí con pena por lo corto de la estancia, y con sudor por las elevadas temperaturas. Debido a éstas últimas, tuve que hacer una parada cargada de azar en un pueblo de nombre Vallada para refrescarme un poquito. Cerca del pueblo, unos roquedos desviaron mi antención, y el rumbo de mi coche. Me interné por una red de caminos rurales que me llevarían a un punto en el que no podía seguir el coche. Aparqué, saqué el telescopio, e investigué la zona. Cuando ya pensaba marcharme, el rabillo de mi ojo adivinó algo corriendo a 20 m míos. Se trataba de una Bonuca. Muchos y muchas ya sabéis lo que es, para los que no, aclaro que es el nombre que se le da en la comarca del Nansa (Cantabria) a las Comadrejas Mustela nivalis.

Tras casi media hora de tedioso acercamiento hincando las rodillas en el lodazal que había creado una tormenta por la noche, conseguí acercarme a este singular mustélido, que hacía vida normal al mediodía, con una torrada (barbacoa) de una familia de unas 10 personas que freían y charlaban a unos 40 m de mi particular rececho. La vegetación arbórea de las huertas evitó que diera el espectáculo paparazzi más guarro que habrían presenciado en su vida.

Al final saqué gran cantidad de fotos a corta distancia con mi teleobjetivo. Aunque no es la más nítida, os pongo la del bostezo, porque presenciarlo a través del visor, fue un momento épico, como digo yo en estas ocasiones, ¡un nuevo Momento de Gloria!



domingo, 6 de junio de 2010

Disfrutando con los Cernícalos Vulgares

Excelsas observaciones. Estos últimos días he tenido el placer de compartir unas matinales jornadas de campo con el conocido etólogo y gran amigo Gabi Llorens. Pasamos 2 mañanas en una colonia de Cernícalo Vulgar Falco tinnunculus que estudia desde hace varios años. La mayor atención la ocupaaban las cebas a los pollos. Pollos que varían desde una edad de menos de 3 semanas (estimación mía desde la inexperiencia con la especie) hasta los que incluso ya han salido del nido. Cuando llegamos, presenciamos la primera salida del nido de uno de los pollos. Salida trepadora y roquera, al más puro estilo "Búho Real".
Esta pequeña ave rapaz, no es gregaria, y el que se asocien en una colonia de cría, es bastante raro en Iberia. Aunque este año el número de parejas es inferior al de otras temporadas, no deja de ser uno de los puntos de nuestra geografía con mayor concentración de parejas. Estos años atrás, Gabi ha estudiado, entre otras cosas, su alimentación, concluyendo con un trabajo, en el que se comprueba, que "sus" Cernícalos tienen una dieta mucho más ornítica que lo descubierto por otros autores en otros lugares. También ha plasmado conclusiones sobre el comportamiento y fenología que rigen en la vida de esta colonia. Si tenéis interés en ver los resultados, lo podéis consultar en este artículo de la revista El Serenet.

domingo, 30 de mayo de 2010

El Jabalí de Hoza Abellán

Hoy a las 6:10 amanecía con mi telescopio en un otero frente a una gran sierra cantábrica. Temperatura primaveral, e hilo musical acorde. 2 Cucos cantan muy cercanos el uno del otro con los primeros atisbos de luz, parecen estar picados. Con el avanzar de la mañana comienzo a localizar varios ciervos. Los machos, ya tienen sus cornamentas a medio desarrollar. Pacen en las brañas, y según se adivina el sol, van escondiéndose en los acebales. Una hembra, amamanta a su cría bastante por encima de mi puesto, a media ladera. Lo mismo hace una corza con su corcino. En las quimas de los acebos, un Camachuelo marca su territorio, mientras los Mirlos Comunes parecen afanarse con cebas en el interior de los mismos. Los puertos, ya relucen con ganado caballar, Tudancas, y otras razas vacunas. Por dónde hace pocas semanas campeaban los Lobos entre artiodáctilos salvajes, ahora invaden los campanos. Los cánidos han matado estas últimas jornadas, y el pueblo anda revolucionado. Multitud de coches acuden al amanecer vigilando sus reses. Con la llegada de los primeros coches, un jabalí macho es movido de su zona de campeo. Oigo un ruido a mis espaldas, lo que me hace girarme. Ahí está. Al lado mío, a unos 20 m, el suido huye a paso no demasiado rápido trasponiendo una cumbre sin aparentar detectarme. No me da tiempo a fotografiarlo nada más verlo, pero si un poco más alejado. Avanza la nubosidad, llegando por la tarde niebla con lloviznas. "Se busca ladera seca con visibilidad".

sábado, 29 de mayo de 2010

El Consejo del Lobo (Emboque)

Ayer viernes, para variar un poco la marcha montaraz que marca mis últimas semanas, vine desde Los Pirineos para ir al concierto de presentación del cuarto disco de Emboque. Hablamos de un grupo rockero cántabro con casi ya 2 décadas de historia. Influenciado por grupos como Guns´n Roses, Deep Purple, Led Zeppelin...En su curriculum, destacan conciertos varios con sus amigos de Barón Rojo, u otros como el protagonizado junto a los mismísimos Scorpions.En la presentación de "Voy a por tí", tocaron los 10 temas, a cual más impactante y cañero. El disco, está a la venta por sólo 10 euros, ¡a 1 euro el tema! Este año está regalau. Destaco uno de los temas, titulado El Consejo del Lobo. Con frases como:
Convivir, proteger
Es lo que debieran aprender

Cargan ya munición

Dónde está el valor de un cazador

Canción maestra esta que cuenta con una especial colaboración. Me refiero a Óscar "Lujuria", un conocido en el panorama del rock español que pone su imponente voz a merced del lobo. Su grito de guerra: Aullaremos al anochecer. Recomendable para rockeros, ¡y en este caso también para naturalistas y amantes de la naturaleza! El disco cuenta con más colaboraciones. Y la calidad del sonido, impecable. Vamos, que lo compréis en la tienda de debajo de casa o contactando con ellos directamente en:
WEB DE EMBOQUE
Vosotros mismos comprobaréis lo que os cuento. Si preferís comprobarlo en directo, podéis hacerlo el próximo viernes en un festival de Hinojedo, pueblo entre Suances y Torrelavega (Cantabria).
En la foto de arriba, Mario y Raúl. Pido disculpas a Carlos, pero es que detrás de tanto platillo se hace imposible pillarle con la cámara más de media cara en la misma foto...

martes, 25 de mayo de 2010

¿Cómo evitar la paranoia? (Urogallos, y acabo)

Estos días atrás vengo dando la lata con el tema de las molestias a los Urogallos. La verdad que he maldormido estos días por culpa del tema, y quería olvidarlo un poco, pues creo que no me merece la pena centrarme más en ello. Así que hoy, un día más, decidí disfrutar del campo volviendo a donde veía el Urogallo encelado. A casi 4 km de distancia, pero a un palmo de la gloria.
Me encontré sin embargo con esto. Creo que con los comentarios de los propios vídeos, está dicho todo lo no blasfemo. Sólo añadir, para acabar con el tema, que me reafirmo. Un saludo a todos, y espero que me entedáis.
video video video