Los amigos del blog son:

lunes, 17 de mayo de 2010

Osos: Familia numerosa.

16.5.2010 (20:40):
666 123 456
tuuuuuuuu------------------------tuuuuuuuuuu-----------------tuuuuuuuuuu------------
-¿Te has alejado mucho?
-Un poco ¿por qué?
-Una Osa con una cría enfrente, la he visto 3 segundos y ha desaparecido tras unos cantos, pero la tengo localizada, date prisa que la veremos de nuevo.
Aún nos dió tiempo a hablar otras 4 veces.
-¿pero dónde está? Desde aquí no me oriento.- Por miedo a que traspusiera la ladera, Alejandro hizo varios intentos frustrados de encontrarla con su telescopio, pero desde su posición, no tenía ángulo, y orientarle por teléfono era demasiado complicado.
En pocos minutos llegó.
-Dame tu telescopio, te lo monto mientras miras por el mío. ¡Va con 3 crías! ¿Las ves? Ella marcha delante abriendo monte, ellas en hilera van detrás.
-¡Si si!, ¡las veo! ¡Qué guapa!
El significado de "clímax", era minúsculo para describir nuestra sensación. Sin conocer los datos reales, me atrevo a decir que ahora mismo habrá en toda la Cordillera Cantábrica entorno a una docena de osas con crías, y nosotros, teníamos a una "delante de nuestras narices" (entre 1,1 y 1,4 km). Para más, de los seguimientos de osas con crías hechos entre el 89 y el año 2004, sólo el 10 % tuvo 3 crías, por lo que aunque me gustaría equivocarme, es probable que Alejandro y yo estuviésemos frente a la única Osa que hay este año con 3 escañetos. El número más habitual de chachorros es la pareja (1,8 de media). Podemos seguir a "familia numerosa" hasta que a las 22:10, casi sin luz, se esconden en unos piornos. Hoy, no las volvemos a ver.
17.5.2010 (06:13):
Me despierto, debe de quedar poco para que suene la alarma, pues algún pájaro ya lo hace. Miro y confirmo, quedan 2 minutos ¡ARRIBA! Nos levantamos, desayunamos, recogemos, y donde vimos ayer el último fotón de luz, vemos hoy el primero.
Son las 06:50. Aún preparo el material óptico. Alejandro posa el telescopio, pone el ojo...
-¡ahí están!- esto es como lo cuento, le costó 3 segundos localizarlos, pues se encontraban a 50 m de donde los dejamos ayer. Sin saberlo, teníamos 2 horas por delante con fantástica luz, lo que nos falló ayer, pues teníamos la puesta de frente.
Ayer, mamá oso guiaba a sus cachorros a la zona donde ella creía que estarían más seguros, cerca de unos riscos, donde los machos infanticidas (fenómeno corriente) tendrán más difícil alcanzar a estas "arañas peludas". Hoy por la mañana, se dedicaba a comer. Pude distinguir entre sus bocados herbáceas de hoja ancha, y grandes flores blancas. Más adelante, podríamos comprobar que se trataban de una especie de margarita (una con la flor muy grande, y con poco amarillo en el centro). Mientras, ellos corrían, saltaban, se perseguían, peleaban, se subían a piornos que apenas soportaban su peso. Tienen 4 meses y cuando nacen son del tamaño de un Erizo. 2 de ellos, también se atrevían con un Roble de fuste vertical. Impactante ver con que facilidad trepan estos animales. En ocasiones, la madre, pudiendo ir por sitios menos difíciles, en una ladera ya de por sí bastante pendiente (+ del 100% de media para los técnicos), parece buscar a drede trepadas de entrenamiento. Sube ella primero, y dándose la vuelta, observa desde arriba cómo sus hijos intentan seguir sus pasos. Mientras, ella, siempre vigilante y venteando periódicamente.
Probablemente el momento más intenso fue en el que buscó la base de una peña soleada, se sentó "a lo persona", se dejó caer para atrás boca arriba, y los cachorrillos se abalanzaron sobre ella para mamar durante unos pocos minutos. Sin duda, fue el momento más emocionante, tierno, y que con más calor se ha grabado en las retinas.
El resto de observaciones sobre el comportamiento de estos 3 futuros osos, daría para escribir varias páginas de blog, pero no os voy a aburrir con batallitas de poca monta...El resumen, ya está escrito.
Fotográficamente ha sido todo bastante precario. Os pongo un vídeo sacado a pulso, en el que se ve a la madre comiendo mientras 2/3 crías (aquí no se aprecia bien) juegan a la izquierda del plano.

video

14 comentarios:

  1. Muy buena, Max!!
    Muy tierna la historia, pero despues de la del urogallo... quiero pensar que el video no está sacado tambien en Santillana, JaJaJa!!!
    A ver si te dejas ver pronto por aquí!!!
    Rubens

    ResponderEliminar
  2. Muy buena, Max!!!
    Realmente tierna, pero despues de la historia del urogallo, espero que el vídeo no esté sacado tambien en el zoo de Santillana??? JaJa!!
    A ver si te asomas algún por aquí!!!
    Rubens

    ResponderEliminar
  3. Ese Rubens!! Mañana mismo salgo para allá, pero dan buen tiempo, por lo que ya sabes que no me pillarás por zona de asfalto. Te llamo dentro de unos días para intentar vernos. Un abrazo,
    Máximo

    ResponderEliminar
  4. Bueno, bueno, que pasada!!,sé de buena tinta lo que se siente cuando te pasa algo así, es una emoción increíble,pero ya sabeis que no debeis tentar la suerte mucho, a ver si os la tropezais de cerca, y te aseguro que corren más que nosotros,ja,ja,ja

    ResponderEliminar
  5. Sólo por curiosidad, de que población es esta osa??

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Esa osa, en este momento, ya sólo tiene una cría en el caso de que aón la conserve.

    Creo que debéis de sentiros en parte responsables de la perdida de los cachorros.

    Estas difusiones por la red y otros comentarios irrespoinsables han provocado unas aglomeraciones de gente que estresan completamente a estos bichos.

    Por si no fuera poco con los cielos abiertos, estaciones de esquí, carreeteras y ganadería, ahora lo anuncvimos en todos lados y metemos a más de 50 personas en un radio de 300 mts de la osa.

    Si ya lo tenían dificil, así es imposible.

    Te recomiendo que para la próxima vez, antes de gozar tanto con la observación, pienses que la osa no es para nada feliz. Piensa un poco en más en la osa y un poco menos en tí.

    Lo hago extensible a todos aquellos los que de manera muy irresponsable se han hechado encima de este pobre animal

    ResponderEliminar
  7. Hola Silvestre. No sé si eres consciente de las graves acusaciones que haces sin conocer mucho de dónde ni de en qué circunstancia aconteció la observación.
    Tampoco sé si estás tratando a la misma osa, ¿porqué intuyes que es así?

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Si hombre si, es la misma osa que, los que nos movemos en este mundillo, se sabe todo.

    Yo no la he visto por que no me gustan los saraos.

    Ya se puede decir. Estaba en ************** en estos asteriscos oculto lo que Silvestre puso, donde desvelaba el lugar de la observación...***************, tienen que venir dos de Santander a pasear por los alredederes de la osera (y no lo digo yo, lo dices tú). Detrás de los de Santander, de toda la geografía española a seguir haciendo fotos y videos a 100 metros de la osa.

    Ahora dicen que fue un infanticidio que con 100 ojos mirando nadie vio. A los coches, las voces y los olores de la gente nadie le da importancia

    Si ya lo tienen dificil en condiciones normales, con esos fandangos ya me contaras

    Esos buenos consejos de no visitar los cantaderos, no hacer publicidad y demás te los puedes aplicar también para los osos, majete.

    ResponderEliminar
  10. Para el apodado "Silvestre":
    Quiero pensar que tu indignación se basa en la conservación del oso, y por eso te vuelvo a responder atentamente.
    Aunque me da la sensación también de que quizás lo que pase es que quieras contaminar mi blog porque tengas algo contra mí, por lo que me he visto obligado a poner un filtro a comentarios por el que desgraciadamente y por tu culpa, ahora tendrán que pasar todos los interesados en comentar cosas del blog. Eso no quiere decir que no puedas opinar, pero espero que sea intentando entrar en razón. Por si acaso no es así, te responderé como si del primer caso se tratase.
    Según lo que me cuentas, veo que no tienes información real de como ocurrió la observación.
    SIGUE

    ResponderEliminar
  11. En primer lugar, yo no digo que hayamos estado en la osera, hasta ahí podíamos llegar. ¿Dónde has leído eso?
    En segundo lugar, el día que nosotros llegamos allí, sin ninguna información, nos encontramos con gente con telescopios. Paramos, y nos contaron. Estábamos en un sitio con visibilidad y lejos de donde decían que se habían visto, y lo que habría sido tontería habría sido marcharse de ese "sarao" sabiendo que podríamos verlos sin molestarlos.
    En tercer lugar, nosotros no encontramos esos ejemplares, como te digo se habían visto unos días antes, y todas las personas que allí estaban lo sabían. No hizo falta preguntar. No había gente a esas cortas distancias que comentas, sino gente al lado de sus coches en la carretera, a una distancia mucho mayor a la comentada por tí. ¿50 personas en un radio de 300 metros? Vamos, si eso ha ocurrido, que me cuesta creerlo...te aseguro que no fue ese día. Yo hablo del día que estuve, que lo ví. Pregúntale a tu/s confidente/s (ya que no estuviste, alguien te lo tuvo que contar) si vieron a los señores Alejandro y Maximo, y que te digan dónde estaban situados, a ver si te parece que se corresponde con lo que das a entender en tu escrito.
    SIGUE

    ResponderEliminar
  12. En cuarto lugar, te diré que había unas 15 personas buscando los osos (no 50 como dices), y que casi nadie la vió porque la gente se fue yendo. Solo la vimos nosotros 2 y otras 4 personas con las que coincidimos allí. Obviamente, nadie salió con sus cámaras detrás de ellos...Si ves mi "supervídeo", y entiendes algo de fotografía como para calibrar, te diré que está hecho con el telescopio a 60 aumentos, más 3x de la cámara, es decir a 180 aumentos...¿crees recapacitando al ver el vídeo que perseguía a la osa a escasos metros? Bueno, pues las otras 5 personas estaban a mi lado. En el caso de que sea cierto que ocurrió lo que dices, que ahora ya no te creo en nada, y por supuesto en días posteriores, ¿porqué he de sentirme responsable? Yo pasé por allí, disfruté, y no pregoné, por lo que no creo que fomentase nada...No te digo que no lo haya hecho otra persona, porque sin saber, no hablo...
    En quinto lugar, la distancia de la observación, era de 1100 a 1400 m de distancia (dependiendo del día, ya lo puse en el blog) y en la ladera de enfrente, por lo que teniendo el tinglao que tienen a diario, tu me dirás si realmente crees que nosotros extresamos a estos animales. De ser así, explícame porque hizo vida normal durante las más de 4 horas de observación.
    SIGUE

    ResponderEliminar
  13. En sexto lugar, no sé de donde has sacado que hemos pregonado la localización de la osa. Tú si que lo has hecho (aunque te he ahorrado el quedar mal del todo ocultándolo en tu comentario). Sólo mis padres y la novia de mi amigo saben exactamente donde fuimos, porque aunque veo que no quieres creerlo, somos MUY cautos con estos temas. Ya que nos tienes localizadísimos (quizás gracias a que no nos escondemos tras pseudónimos), puedes preguntar a cualquier persona que nos conozca bien si es que no crees nuestra palabra. Dices que estamos en el mundillo, por lo que no te será difícil encontrar a dichos conocidos en común.
    En séptimo lugar, como te decía, tuve que modificar tu último comentario. Con el permiso de los lectores del blog, he quitado el lugar de la observación. Aún en el caso (desconocido hasta ahora para mí) de que esta osa haya perdido sus oseznos, no creo que sea responsable pregonar donde una osa ha criado este año...Si sabes algo de osos, supongo que sabrás el porqué.
    Y en octavo lugar, en el caso de que realmente te preocupe la conservación de esta especie, ¿en qué la ayudas con este número de circo? Me pega en la nariz que mientes cuando dices que no te gustan los saraos...
    No obstante, lo dicho. Prefiero pensar que te ha llegado información falsa (lo cual me preocupa) y que realmente te interesa la conservación de este animal, por lo que puede que te hayas encendido, explicando así esta salida de tono.
    Si quieres que te aclare algo, no tengo ningún problema en hacerlo personalmente, pues no hay nada que esconder. Puedes escribirme cuando quieras a gormejan@gmail.com
    Un saludo,
    Máximo Sánchez Cobo

    ResponderEliminar