Los amigos del blog son:

jueves, 12 de julio de 2012

Marchando un alimoche

Hoy estuve en las montañas pasiegas viendo aves rapaces. Un bando de 16 milanos negros en migración hacia el sur, me hizo rememorar mis días por el Estrecho de Gibraltar, en el extremo meridional de la península. Aquel lugar por el que la gran mayoría de las aves planeadoras del occidente europeo migran hacia tierras africanas avanzado el verano, para no volver hasta pasado el otro medio año. Aquel lugar dónde la vista se pierde en África, y dónde el cielo enseña más que las guías de aves. Y aquel lugar, dónde también he conocido a muchas personas que ahora forman un trocito de mí. Hoy me acordé de todos ellos. Y justo estaba pensando en Juan (el de Málaga), cuando me pasó al ladito este alimoche adulto. Para él va junto a un fuerte abrazo:
Pinchar para ver mejor

La llamada de los milanos, sentí que se dirigía a mí. Quizás este año nos volvamos a ver en aquella punta europea los milanos, el alimoche, y mi gente.

2 comentarios:

  1. Precioso ejemplar y guapísima foto aunque, ¡¡¡no tiene las patas largas!!! jajajajajaja. Un besazo

    ResponderEliminar