Los amigos del blog son:

lunes, 28 de enero de 2013

Vuelvepiedras

Arenaria interpres. Ese es el nombre científico de esta limícola tan singular.
A diferencia de otras aves limícolas, no está muy ligada a los limos, dónde otros introducen la longitud de su pico en busca de invertebrados que llevarse al buche. El vuelvepiedras, prefiere las zonas rocosas, dónde con el pico, que tiene forma de cuña, levanta algas, pero también, como su nombre indica, se atreve a voltear piedras en busca de alimento.
Está muy distribuido por los litorales de todos los grandes océanos. A esta orilla del Atlántico, cría en las costas de Dinamarca hacia el norte (costas lapónicas, Finlandia, etc.). Tras la época de cría, se desplaza hacia el sur, teniendo los cuarteles de invernada desde esas latitudes en las que cría, a lo largo de todas las costas atlánticas de Europa y de África hasta el mismo sur de este continente.
Ejemplar adulto con plumaje no estival a principios de invierno.

Hace 10 días, con unos amigos en la costa de los Países Bajos, pude gozar con la presencia de uno de estos pajarillos a escasos metros. Hacía menos de -5ºC a la orilla de la mar, con vientos de unos 30 kilómetros por hora, lo que provocaba sensaciones térmicas por debajo de los -20º C. Nosotros, en ese momento, estábamos refugiados en un coche, y él, indiferente a mi objetivo saliendo por la ventana, posaba así, con toda la pechera despeinada por culpa del viento, para todos nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada